Noticia de un secuestro

By Gabriel Garcia Marquez

The Nobel Prize-winning writer of Love for the duration of Cholera and One Hundred Years of Solitude probes the 1990 kidnapping of reporters in Colombia by way of Pablo Escobar, the pinnacle of the Medellin drug cartel.

Show description

Quick preview of Noticia de un secuestro PDF

Similar Biography books

The Man in the White Suit: The Stig, Le Mans, the Fast Lane and Me

Most sensible Gear's iconic motive force, the Stig, is finally revealed! Ben Collins divulges how he got here to be best Gear's iconic driving force, in addition to what it truly is prefer to thrash an Aston Martin DBS, educate for the military, face the fear of Jeremy Clarkson's undies, and masses extra. while the Black Stig disappeared off the tip of an airplane service in 2003, audiences have been brought to the White Stig—faster, stranger, and more durable to maintain fresh.

Prime Green: Remembering the Sixties

From the hot York urban of Kline and De Kooning to the jazz period of latest Orleans's French sector, to Ken Kesey's psychedelic California, leading eco-friendly explores the Sixties in all its bizarre, blameless, turbulent, and engaging glory. construction on own vignettes from Robert Stone's travels throughout the USA, the mythical novelist bargains not just a riveting and strong memoir but in addition an unforgettable inside of viewpoint on a special second in American historical past.

Have A Nice Day: A Tale of Blood and Sweatsocks

Mick Foley is a pleasant guy, a family members guy who loves leisure parks and consuming ice cream in mattress. So tips to clarify these eastern loss of life fits in jewelry with explosives, golden thumbtacks and barbed twine rather than rope? The second-degree burn tissue? And the lacking ear that used to be ripped off in the course of a bout-in which he stored combating?

Possessed: The Life of Joan Crawford

Joan Crawford used to be essentially the most incandescent movie stars of all time, but she used to be additionally some of the most misunderstood. during this brilliantly researched, considerate, and intimate biography, bestselling writer Donald Spoto is going past the preferred caricature—the abusive, risky mom portrayed in her followed daughter Christina Crawford’s memoir, Mommie Dearest—to provide us a 3-dimensional portrait of a truly human girl, her excellent occupation, and her terribly dramatic lifestyles and occasions.

Additional info for Noticia de un secuestro

Show sample text content

Y además de alegre, unique, pues cuando se restableció del primer impacto puso al niño frente al televisor a l. a. hora de los noticieros para que viera a su papá, y siguió haciéndolo sin falta hasta el ultimate del secuestro. Tanto a ella como a Martha Lupe les avisaron del noticiero que seguirían ayudándolas, y cuando el niño de Liliana se enfermó se hicieron shipment de los gastos. También las llamó Nydia Quintero para tratar de infundirles una tranquilidad que ella misma no tuvo nunca. Les prometió que toda gestión que hiciera ante el gobierno no sería sólo por su hija sino por todo el equipo, y que les transmitiría cualquier información que tuviera de los secuestrados.

Dígame qué hago. El muchacho le indicó el taxi. —Móntese en ese carro y tírese en el suelo —le dijo—. �Rápido! Las puertas estaban abiertas, el motor en marcha y el chofer inmóvil en su lugar. Beatriz se tendió como pudo en los angeles parte posterior. El secuestrador los angeles cubrió con su chamarra y se acomodó en el asiento con los pies apoyados encima de ella. Otros dos hombres subieron: uno junto al chofer y otro detrás. El chofer esperó hasta el golpe simultáneo de las dos puertas, y arrancó a saltos hacia el norte por l. a. avenida Circunvalar.

Todos comieron y bebieron, y dejaron a Maruja con un conflicto de sentimientos cruzados. Juan Vitta despertó el 26 de noviembre con los angeles noticia de que saldría libre por su mal estado de salud. Lo paralizó el terror, pues justo en esos días se sentía mejor que nunca, y pensó que el anuncio period una triquiñuela para entregarle el primer cadáver a l. a. opinión pública. De modo que cuando el guardián le anunció, horas después, que se preparara para ser libre, sufrió un ataque de pánico. �A mí me hubiera gustado morirme por mi cuenta —ha dicho— pero si mi destino period ése yo tenía que asumirlo.

Fue un temor profético. A principios de marzo, Villamizar recibió de ellos un mensaje apremiante: �Véngase enseguida para acá porque van a pasar cosas muy graves. » Habían recibido una carta de Pablo Escobar con l. a. amenaza de reventar cincuenta toneladas de dinamita en el recinto histórico de Cartagena de Indias si no eran sancionados los policías que asolaban las comunas de Medellín: cien pounds por cada muchacho muerto fuera de combate. Los Extraditables habían considerado a Cartagena como un santuario intocable hasta el 28 de setiembre de 1989, cuando una carga de dinamita sacudió los cimientos y pulverizó cristales del lodge Hilton, y mató a dos médicos de un congreso que sesionaba en otro piso.

L. a. experiencia de Villamizar en ventas masivas le había dado un conocimiento logístico de Bogotá que muy pocos políticos tenían. Los tres en equipo hicieron en un mes frenético l. a. primera campaña electoral del Nuevo Liberalismo en los angeles capital, y barrieron a electoreros curtidos. En las elecciones de 1982 Villamizar se inscribió en el sexto renglón de una lista que no esperaba elegir más de cinco representantes para l. a. Cámara, y eligió nueve. Por desgracia, aquella victoria fue el preludio de una nueva vida que había de conducir a Alberto y a Maruja —ocho años después— a los angeles tremenda prueba de amor del secuestro.

Download PDF sample

Rated 4.35 of 5 – based on 19 votes